Con una hermosa función, cerramos nuestra primera temporada de 10 presentaciones en el Palacio Noel del Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco.
Agradecemos enormemente al bello público que nos acompañó en cada una de las funciones!
Pronto tendremos novedades sobre futuras presentaciones!

 
________________________

Video de la entrevista a María Marta Guitart realizada por Ivanna Soto para la revista Ñ
 
video

Para leer la nota completa en la web de la revista click aquí


________________________________________________

Crítica de Alberto Catena para La Nación
" No he dicho" Sensible retrato de Alfonsina (**** Muy buena)
(edición impresa y web)
Link a la nota click aquí

___________________________________________________________
"No he dicho" en la nota "Poetas en escena" 
revista Noticias (16 de noviembre de 2013)

__________________________________________________
Nota en Tiempo Argentino
(Puede leerla en la web del diario haciendo click aquí)
 
 
_______________________________________________________

Todo lo dicho
Por Mónica Berman para Alternativa Teatral
Link a la nota click aquí

“Mi corazón es como un dios sin lengua”. Alfonsina Storni.
¿Y cómo hablará, entonces, el corazón? ¿Cómo pensar un dios que no pronuncia palabra? ¿Cómo se construye la comparación entre un corazón en particular y un dios sin lengua? ¿Es posible olvidar la biografía de Alfonsina cuando uno se acomoda ante una escena armada y dispuesta para proponer un relato?
Viajera, de espaldas, nos recibe. Viajera, sí. Valija y abrigo ancho sobre su cuerpo quieto. Mientras, una voz en off nos revela secretos en forma de palabras.
El espacio que habita no construye referente de este lado: reconocemos los objetos, por separado, pero no hay, sino en el poema, posibilidad de articular el conjunto: piano y pianista, hojas secas, flores, escritorio, lámparas, mar proyectado, en fin.
Cuando la actriz tome asiento por primera vez, mantendrá la posición erguida de los pies en los tacos. Sin tacos, sólo el gesto. La huella del pie calzado, descalzo ahora. Un signo. Un poderoso signo de la ausencia como marca.
María Marta Guitart se había internado en los caminos de Federico García Lorca con Federico tuvo un sueño, un bellísimo espectáculo. Ahora redobla la apuesta, porque Alfonsina es más difícil de decir que Federico. Por sus ritmos, sus quiebres, por las rimas que dejan el oído esperando, por el verso libre,  por su oscilación entre el amor (o el desamor ¿será lo mismo?)  y la arenga (bella, conmovedora pero definitivamente enérgica). Guitart elude la posición del que recita. Ella se proclama Alfonsina, a través del vestuario (estar de entrecasa, prepararse para salir), de los gestos, del acto de escribir. O de acomodarse a dormir, rogando al ama que encienda una lámpara en la cabecera de su improvisada cama.
La selección cuidadosa de los poemas revela una Alfonsina mujer que defiende sus derechos como tal, en el desierto de los seres poco comprensivos, que descubre en sí el germen de la anarquía ante la injusticia, que pone la mano en el hombro de un obrero. Es inevitable convocar su biografía y No he dicho la subraya. Tal vez la tela, sobre la que se proyectan bellas y diversas imágenes, reclame ese lugar para contar, como lo hace, el final.   Pero antes del final por todos conocido hay muchas cosas.  Hay palabras que se entrelazan de modos diversos. Poemas que resuenan, eternamente repetidos, y otros tantos que han permanecido en los rincones de los lectores ávidos de Alfonsina Storni. Todos los conjuga esta actriz en el escenario y los cose para armar un entramado complejo y variado de esta Alfonsina, que supo ser un particular modelo de mujer en un tiempo en el que ciertas cosas eran un tanto más difíciles.
En la propuesta de Guitart, que es acompañada en vivo por Carolina Ison al piano, existe una cosa más para señalar: cuando Alfonsina personaje asume la palabra en defensa de los niños, la maestría con la que lo hace, la contundencia, la energía, proporciona un momento tal vez más conmovedor que la propia biografía de la poetisa argentina. Y eso señala un camino de evidente esperanza, a pesar de todo, una luz que es del orden de lo colectivo, aunque lo individual haya concluido en tragedia. 

________________________________________________________________

Crítica de Verónica Escalante para Leedor.com
Para leer la crítica en la web original click aquí




__________________________________

Nota en La Razón


_____________________________________________________

Crítica de Gustavo Eduardo Rosatto 
para Show on line 
Para leer la crítica en la web original click aquí


_______________________________________________________

No he dicho: un viaje teatral por las estaciones del alma de Alfonsina Storni 

Por Krizia Puig para Comunicar Igualdad


Huele a otoño y a nostalgia en aquel cuarto pequeñito. De pie sobre una alfombra de hojas, capturada en el tiempo, suspendida en la memoria, está ella: Alfonsina. La que nació al lado de la piedra. La dispuesta a todo. 
Es su última noche. Son sus últimas horas en aquel hotel en Mar de Plata y su voz -“tan profunda y trascendente”- nos invita a desandar el trayecto de su propia existencia, a suspendernos en un instante de belleza.
En No he dicho, María Martha Guitart se propone “alzar del libro la palabra poética” de Storni y rescatar, a los 120 años de su nacimiento,  la contundente demanda de equidad y justicia que se trasluce en sus poemas: “todo lo reprimido de familia en familia, de mujer en mujer (…) todo aquello que se hallaba encerrado en su alma lo he liberado yo”.
“Su lucha por obtener un lugar en el mundo de la poesía a principios del siglo XX y cambiar el paradigma de estigmatización sobre la mujer, su exclusión en el mundo de la cultura y el trabajo, su percepción y permiso para el goce, y la capacidad de decidir sobre su propio cuerpo”, son algunas de las problemáticas que  plantea la pieza.
Con música original e interpretada en vivo por Carolina Ison y proyecciones de dibujos realizados por Sol Storni,la palabra de Alfonsina se vuelve hecho teatral, cerrando el ciclo de un trabajo que surgió de una performance sobre la poeta presentada en la Casa del Bicentenario en 2010.
En la poética de Storni aparecen conflictos de gran actualidad, como la discriminación, la explotación infantil y la violencia de género” señala Guitart, quién se formó en la Escuela Nacional de Arte Dramático y, adicionalmente, ha llevado a escena la obra de Silvina Ocampo en Divagaciones y de García Lorca en "Federico tuvo un sueño".
Cuando ella habla – María Marta, Alfonsina – las paredes del teatro suenan a mar y llanto.  No ha dicho lo mejor que está en su corazón y, a pesar de eso, cuánta magia se respira en aquella sala pequeñita. El público acepta, con la misma fluidez de unos versos que viven,  la invitación al juego teatral de esa oveja descarriada. Esa es Alfonsina Storni, una mujer que es tantas mujeres…que es todas las mujeres. Que soy yo misma al adentrarme en sus versos, que son puerta para transitar los bellos y complejos caminos del alma”.                                              
____________________________________________


______________________________________________


Por Valeria Rellan para "Espectáculos de acá"

Alfonsina Storni, nace en Suiza en mayo de 1892, llega a la Argentina, más precisamente a San Juan, a los seis años. Comienza a trabajar desde niña, a los catorce, emprende el mundo de la escritura  bajo el cielo rosarino.
A través de sus poemas, María Marta Guitart encarna con su cuerpo y voz, mediante el arte dramático,  la vida de la poetisa, sus  pasiones, su  erotismo, su dolor.
La obra surge a partir de la invitación que recibe María Marta Guitart desde la Secretaría de Cultura de la Nación para presentar una performance sobre poemas y textos de Alfonsina Storni como  parte de los festejos del Bicentenario en 2010.
El espectáculo propone un viaje por las diferentes estaciones de su poesía, instantes bellos, conmovedores momentos. Como en un sueño recupera su lucha frente a una sociedad desigual desde su condición de mujer y de poeta.  Mujer viajera, independiente, madre soltera, comprometida. El texto, construido exclusivamente a partir de los poemas, actualiza debates de ayer sobre cuestiones que siguen conservando una gran vigencia hoy: los roles y lugares que se le permiten o no a la mujer, tanto en la vida privada como pública.
Todos los lenguajes artísticos se enlazan en una bella puesta en escena para que la poesía cobre cuerpo. El escenario está cubierto por hojas secas, un banco de plaza, varios veladores, un escritorio, una maleta, el piano en el que Carolina Ison acompaña los versos.  
Al fondo del escenario, la presencia de una tela blanca, dará lugar a  la poesía a través de las imágenes de Sol Storni. También será el mar donde Alfonsina vaya a dormir el sueño eterno, mediante la suma de distintas imágenes proyectadas del mar y las sombras del cuerpo -generadas por un destacado uso de la iluminación- resuelven extraordinariamente el momento que Alfonsina se viste de mar.

___________________________________________________

"No he dicho" 
recomendada en la web 
de Eterna Cadencia 


_________________________________________


Compartimos la mirada de Daniel Gaguine en Noticias Urbanas

La pasión de Alfonsina

Dramaturgia, dirección y actuación: María Marta Guitart. Diseño de movimiento y co-dirección: Nara Carreira. Piano en vivo: Carolina Ison. Edición de imágenes y sonido: Diego Enriquez. Producción ejecutiva: Nicolás Maffongelli.

Casa del Bicentenario. Riobamba 985. Miércoles, 20 hs.



Hojas en el piso. Crujen. Pies descalzos las pisan momentos previos al paso a la eternidad. Ella está en el centro de la escena. Es Alfonsina Storni que habla y dice, piensa y siente, ríe y llora. También sufre y ama, como una mariposa triste o una leona cruel.  
Al igual que había hecho anteriormente, con su excelente unipersonal “Federico tuvo un sueño" –dedicado a Federico García Lorca-, María Marta Guitart le pone el voz y el alma a los versos de la gran poetisa argentina, pero con los matices que amerita una mujer de sus kilates. En el contenido y la claridad de sus versos se aprecia el alma de una loba que ama y lucha pero con una gran dosis de actualidad en sus palabras. Una mujer orgullosa de su género y sin pedir disculpas por nada que tuviese que ver con ataduras ligadas al prejuicio machista de la época, extensible a nuestros días.
Alfonsina viajará a través del tiempo, con una muy buena disposición del espacio en el que todo entra, en armonía y la multimedia participando desde la sutileza de sus pocas y exactas intervenciones. La participación de Carolina Ison en la música en vivo otorga otra forma de aprehender una puesta emotiva y sensible, que conmueve desde el primer momento en que se cruzan los versos de Alfonsina con cualquier tipo de experiencia personal vivida en carne propia. Es ese tipo de poesía que impacta en lo más profundo, cuando uno se encuentra solo, frente a si mismo, hablando y sintiendo sin tapujos ni máscaras condicionantes, instauradas por eso que se llama “educación”. Porque no hay hombre que no sea impactado o apelado –directa o indirectamente (mal que le pese)- por “Hombre pequeñito” ni reflexione al respecto o que desee ser el destinatario de una caricia perdida.
Ella hablará del amor, el desamor, su identidad, sus deseos y sus frustraciones. Será una loba pero también dolor de un alma desnuda.
“No he dicho” pone a la pasión de Alfonsina Storni en un lugar de privilegio para que todo aquél que vea (y sienta) con el corazón, disfrute y redescubra a una de las poetisas más grandes de nuestro país.

Daniel Gaguine

_________________________________________________________

Comentario de Estela Gomez para PIDMA

“Perder la mirada, distraídamente, perderla y que nunca la vuelva a encontrar: y, figura erguida, entre cielo y playa, sentirme el olvido perenne del mar”. Alfonsina Storni

Y, realmente se volvió inmortal…, después de leer sus versos nadie, jamás, la puede olvidar…
               “No he dicho”, la vuelta del amor eterno

Una mujer evidentemente sensible, emocionada, nos relata su vida en profundos poemas, en donde la pasión, el amor, la lucha, el dolor y el adiós, forman un maravilloso y cruel mundo signado por la adversidad.

María Marta Guitart, personificando a Alfonsina, despliega toda su ductilidad artística en escena, su voz franca, segura y tierna, nos transporta a un universo mágico, estremeciéndonos en cada una de sus palabras, y su mirada intensa, a veces lánguida y otras veces enérgica, logra darle los matices necesarios para obtener un resultado excepcional.

La admirable escenografía crea un clima propicio, íntimo, con un aroma a flores frescas en el ambiente, con los colores ocre de su vestuario y con la pantalla de fondo en donde el mar prevalece al final, hacen que estemos frente a una puesta honorable, sin nada para señalar, sólo son elogios lo que podemos resaltar.

Una visión estética muy acertada, con los suaves acordes de un piano en vivo, una dramaturgia conmovedora, y, por sobre todo, con los excelentes versos de la poetisa, pasamos una velada inolvidable.



____________________________________________________

video

________________________________________________________

Click en la imágen para ampliar


Cómo surge la propuesta:

Elegimos trabajar con la obra de Alfonsina Storni, porque consideramos que su poética es tan profunda y trascendente que merece ser elevada del libro, para ser escuchada en la actualidad.

La dramaturgia se comenzó a crear a partir de la convocatoria de la Casa Nacional del Bicentenario en 2010, donde María Marta Guitart fue invitada a formar parte de los festejos por el Bicentenario Argentino, presentando una performance teatral sobre poemas y textos de Storni.
A partir de esa presentación, ha seguido investigando sobre su obra y fue creando  la dramaturgia de “No he dicho”.

La personalidad de una mujer que trascendió su época dejando como un tesoro una obra contundente que trata conflictos humanos existenciales y que hoy, precisamente por su grandeza, pueden hacernos emocionar y reflexionar a la vez.
Nos parece una maravillosa tarea llevar la poesía al teatro, ya que ella en sí misma es una expresión vital y al unirse con este otro lenguaje, en ese cruce, cobra una nueva potencia que logra conmover a quienes como espectadores activos, comparten la experiencia.


El grupo de trabajo: 


María Marta Guitart realizó la dramaturgia, actúa y dirige.
Carolina Ison realiza la interpretación musical de piano en vivo.
Sol Storni hizo los dibujos y las
obras que ves en "No he dicho" www.solstorni.com 
Diego Todorovich realiza las luces
Diego Enriquez es el encargado de la edición de imágenes finales.
Cecilia Carballo realiza el diseño gráfico de la obra www.ceciliacarballodg.com.ar 
Nicolás Maffongelli es el productor ejecutivo.